Un ejercicio de desnudez emocional reparadora.