Cualquier momento es bueno para engancharse a 'Giant Days'