A desamar también se aprende.