Entre lo sutilmente divertido y lo realmente aterrador.