can

El perro es el mejor amigo del hombre… en las viñetas. No hace mucho hablábamos aquí del protagonismo de los animales en las tiras cómicas. Dentro de esta fauna, el rey es el perro, con Snoopy a la cabeza. Tras un más de cien años de ‘cartoons’ en los diarios, los canes siguen siendo los amos. Un buen ejemplo de ello es ‘Ciudadano Can’, de Mark O’Hare, cuyos recopilatorios edita Norma en España, y cuyo saludable tercer número ya está en la calle.

escanear0001

D is for Dog: Citizen Dog, Copyrigth 2000, by Mark O'Hare

Mark O’Hare no tiene perro, y quizás por eso sus animales son más ‘humanos’ que los que pueblan otras tiras del mismo estilo. ‘Ciudadano Can’ tiene como protagonistas a Mel y Fergus, amo y mascota, cuya ocupación principal es charlar entre ellos, estableciendo diágolos memorables y llenos de humor -porque, no nos engañemos, hay tiras cómicas que a pesar de su nombre no hacen gracia-, y que logran que la risa aflore más allá de la habitual media sonrisa.

El autor, que ha trabajado en series de televisión como ‘El laboratorio de Dexter’, recurre también con buen tino a las tiras mudas, y lo hace sin caer en sutilezas, con golpes y caídas, como en los antiguos gags del cine. Si por algo se caracteriza ‘Ciudadano Can’ es, precisamente, por alejarse del llamado ‘humor inteligente’, no porque sus tiras no destilen momentos geniales, sino porque consigue que tengan efecto sin tener que buscar lecturas ocultas y retorcidas.

escanear0002

D is for Dog: Citizen Dog, Copyrigth 2000, by Mark O'Hare

No es de extrañar que la tira -‘Citizen Dog’ en el original- se publique en la actualidad en más de 100 periódicos de Estados Unidos, desde su aparición en 1995, y que goce de buena salud gracias a la inclusión de personajes como los gatos Zarpas y Micifú. Una lectura muy recomendable para reírse sin más, que no es poco.

Pero también habrá quien prefiera el discreto encanto de la sutileza, y hay perros y gatos para ellos. Solo un año antes de que el anterior tebeo apareciera, Patrick McDonnell daba vida al perrito Earl y al gato Mooch, protagonistas de la tira ‘Mutts’ -‘Cachorros’, aquí tienen su web oficial– que Forum editó en un ya lejano 1999, y cuyos tomos recopilatorios quizás aún pueblen alguna olvidada estantería  en alguna librería.

escanear0003

Mutts, Copyrigth 1994, by Patrick McDonnell, de la edición de Forum de 1998.

‘Mutts’, a diferencia de ‘Ciudadano Can’, muestra a los perros y gatos como son, y uno puede llegar a pensar que estos animales piensan realmente como lo hacen en estas viñetas. Earl es un cachorro reflexivo y tranquilo, que contrasta con el felino Moch, inquieto y dispuesto siempre a la aventura. Junto a ellos están sus amos, el paciente Ozzie y los abuelitos Millie y Frank.

McDonnell coloca a los personajes humanos como simples comparsas de sus cachorros, que los miran como a seres extraños. Aquí el humor es cándido, y juega más con la mirada inocente e ingenua que con la ironía y el cinismo. Si los perros leyeran, leerían ‘Mutts’. A ver si alguna editorial o periódico se anima a recuperarlo, porque en otros países ha sido todo un éxito.