Una biografiada de personalidad arrolladora. Un biógrafo de carisma irresistible. Con esta conjunción de elementos, difícilmente ‘La mujer rebelde. La historia de Margaret Sanger‘ (La Cúpula) podía ser una lectura decepcionante. Todo lo contrario: es un tebeo accesible para todos los públicos y a la vez brillante; un retrato brutalmente humano -y por tanto, nada complaciente- de una mujer que hizo de la causa del control de la natalidad su vida.

la mujer rebelde

Peter Bagge (Peekskill, Estados Unidos; 1957) es de sobra conocido (o debería) por los aficionados al cómic gracias a su serie ‘Odio‘, en la que narra las andanzas de Buddy Bradley y compañía. Algunos también sabrán que, en mayor o menor medida, su ideología se cuela en muchas de sus obras. Nada que no ocurra con otros autores, pero en el caso de Bagge destaca porque él se define como libertario: conocido a veces como “el tercer partido” de Estados Unidos, esta corriente defiende como valor supremo el derecho individual y la no injerencia del Estado en la vida de las personas. Aunque próximo a los planteamientos de la derecha económica, su radical oposición a la regulación de las libertades individuales aleja al libertarismo de la derecha conservadora.

¿Y todo esto a qué viene? Pues a que, sabiendo del pie del que cojea Bagge, la tendencia es a abordar esta lectura con la prudencia de estar ante un panfleto libertarista. Y no. Bagge se cuida de externalizar sus opiniones y realiza una sincera biografía de Margaret Sanger, una mujer con enormes luces y sombras, con una carrera plagada de episodios controvertidos. Pero… ¿Quién fue Margaret Sanger? Oficialmente, según reza la Wikipedia,”Margaret Sanger (Corning, 1879 – Tucson, 1966) fue una enfermera estadounidense, activista a favor de la planificación familiar y fundadora, en 1921, de la Liga americana para el control de la natalidad (American Birth Control League)”. Sin embargo, Bagge nos revela que además fue una señora de armas tomar, hábil publicista, tímida ególatra, incansable luchadora, azote de las mentes bienpensantes, hija, madre, esposa, amante…

original

Bagge digiere y selecciona las “vidas” de Sanger (porque lo que ella hizo en sus 86 años de existencia cubre varias vidas convencionales) para ofrecer un relato entretenidísimo tanto de la protagonista como de su tiempo. Así, nos descubre momentos como cuando su padre realizó un busto funerario de uno de sus muchos hijos, ejemplo de cómo la alta natalidad condenaba tanto a las madres como a la prole a una vida miserable o una muerte temprana; su frustración como enfermera voluntaria en las calles de Nueva York y su adscripción a los movimientos socialistas, con los que tuvo una relación amor-odio; la aniquilación de la censura a base de triquiñuelas propias de una chiquilla o de recursos legales al más alto nivel; la osada charla de Sanger ante una agrupación de mujeres del Ku Klux Klan…

Especialmente gracioso y revelador es su encuentro con Ghandi, que se mostraba contrario a los anticonceptivos. “Que las mujeres de la India sigan mi ejemplo y practique la abstinencia”, le dice a Sanger, que responde: “Con todo respeto, señor… ¡Usted es hombre! ¡Y es viejo!”.

mujerrebelde

Bagge saca petróleo de todos estos episodios para, sin caer en la parodia, levantar la sonrisa del lector. También lo logra a través de las aristas de Sanger, sobre todo en lo que a sus dificultades para trabajar en equipo se refiere y a su habilidad para acercarse a los poderosos y sacarles dinero para su causa. Muchos de los planteamientos de Sanger pueden resultar hoy discutibles (era defensora de la eugenesia), pero Bagge se cuida mucho de hacer entender al lector que son ideas inseparables de su época y su contexto ideológico. Con todo, la protagonista, al igual que otros grandes líderes, se proyecta hacia el exterior como una figura respetable, mientras que para sus allegados toda esa exposición no deja de ser un incordio. La biografía, que abarca toda su existencia, también da detalles sobre la azarosa vida sentimental y familiar de la activista.

En definitiva, ‘La mujer rebelde’ es una biografía total, fidedigna a la vez que divertida. Un cómic que tiene valor tanto por el certero retrato que hace de un personaje fascinante como por la excepcional capacidad como narrador de Bagge, que sin alharacas construye un relato redondo.