En la vida real‘ lo tiene todo para ser un recomendable título de cómic juvenil: protagonista adolescente, temática de videojuegos,  trasfondo social… Pero, sobre todo, merece atención porque, independientemente del público al que va dirigido, es un tebeo excelente, con una emocionante historia que cobra aliento gracias  al maravilloso dibujo de Jen Wang. Sapristi Cómic, el recién nacido sello de cómic de Roca Editorial, trae este tomo editado originalmente en Estados Unidos por First Second, casa del ‘Battling Boy’ de Paul Pope.

‘En la vida real’ lleva a las viñetas un relato del escritor de literatura juvenil Cory Doctorow, que él mismo adapta al cómic. En su prólogo para el cómic, el autor explica que esta obra “trata de videojuegos y economía”. A priori, extraña mezcla para un tebeo de corte juvenil. Doctorow continúa: “Cuando se aúnan economía y juegos, nos asaltan de pronto un puñado de preguntas sesudas y peliagudas sobre política y trabajo. ‘En la vida real’ relaciona la manera en que compramos, nos organizamos y jugamos y la razón por la que algunas personas son ricas y otras pobres… y en qué medida parecemos estancados en esa situación”. Pues sí, de todo esto habla el cómic. Podría parecer que vamos a encontrarnos con una historia ardua tras este planteamiento, pero es justo lo contrario: es  entretenida, conmovedora e inteligente.

Este cómic tiene como protagonista a Amanda, una tímida adolescente que, cuando  se mete en el juego online TerrÁurea, adopta el rol de una osada guerrera. El personaje de Amanda al otro lado de la pantalla progresa rápido a base de eliminar a ‘granjeros’, jugadores que recolectan objetos de valor que luego venden a otros usuarios de la plataforma. Ella misma se saca algún dinerillo gracias a esta misma práctica. Sin embargo, todo cambia cuando entabla conversación con uno de estos ‘granjeros’ y descubre que, tras su avatar, se esconde un joven chino cuya única forma de ganarse la vida, de tener algo que llevarse a la boca cada día, es intercambiar las monedas virtuales del juego por divisas reales.

A través de esta historia, ‘En la vida real’ plantea un buen puñado de cuestiones interesantes: la relación entre mundo virtual y real, las injusticias de la economía global, la amistad más allá de fronteras, la reivindicación del papel de la mujer dentro (y fuera) de la cultura ‘gamer’… Todas engarzadas con naturalidad en un relato que dibuja magistralmetne Jen Wang, una joven ilustradora (nacida en 1991) con un estilo amable y pulido que sabe transitar sin sobresaltos entre fantasía y cotidianidad. Aunque excelente en lo gráfico, el relato quizás peca de liviano, como si temiera que abordar de frente los temas complejos que propone pudiera causar rechazo o aburrir al lector.

‘En la vida real’ despertará la emoción y estimulará el pensamiento de su público objetivo. Lo hará, sin duda, porque también es capaz de convencer a un lector que ya peina canas y tiene nulo interés por los videojuegos.