Invaden las redes sociales. Saltan en tu muro o en tu ‘timeline’ cuando menos te lo esperas. Son dibujitos con mensajes sobre el amor, la vida o los gatos que, a modo de ‘haikus’, tratan de compartir sentimientos y dar lecciones de vida. Los más afortunados se hacen virales y sus autores tienen la suerte de ver recopilados sus pensamientos ilustrados por algún gran sello editorial. Bien por ellos. Juarma López (Deifontes, Granada, 1981) hace lo mismo. Pero a su manera. En sus viñetas hay ratas, jeringuillas y  cicatrices. Hay mucho humor negro y cabrón, campa a sus anchas el desaliento, pero también se vislumbran destellos de ternura. Con este material, ‘Amor y policía‘ (Ultrarradio), su último librito de viñetas, se convierte en la respuesta ‘underground’ al universo almibarado de los corazones y las frases ingeniosas.

“Pienso en la muerte y te miro las tetas”. “Me gusta la gente lo mismo que una enfermedad”. “Dadme un bazooka y arreglo la crisis”. Estas son algunas de las sentencias ilustradas que lanza Juarma en ‘Amor y policía’, 164 páginas de reflexiones y máximas a caballo entre lo cómico y lo trágico. Honestidad y sinceridad brutales, sin ataduras (pero sí quizás una pizca de contención) ni provocaciones gratuitas. Cuando Juarma escribe y dibuja, da la impresión que no busca nada, no hay un interés espurio, plasma simplemente lo que le sale y así lo entrega al lector.

En realidad, nada nuevo en el universo del autor de ‘Libertad para lo mío‘ y, a la vez, algo totalmente diferente. Juarma se va destilando a sí mismo, y cada vez es más poeta en viñetas (espero que sepa perdonarme si lee esta reseña por usar una expresión tan cursi y manida). Una poesía que jamás ocupará márgenes en cuadernos escolares, pero sí quizás pegatinas en la puerta del váter de un bar de punkis. Sus adagios no serían nada sin la fuerza del dibujo. Un “Todos somos iguales los cojones” no suena igual en abstracto que escrito,  junto a una carita sonriente, sobre una pancarta que sujeta un tipo con cara de idiota.

Que nadie se despiste. ‘Amor y policía’ es un tebeo tremendamente divertido. Enfrenta al lector a sus miserias y a la sordidez del mundo que le rodea, y le saca una sonrisa a veces abierta, a veces torcida al darse cuenta de que el pringao del que se ríe podría ser él mismo. Evidentemente, no todas las páginas tienen la misma fuerza y gracia, pero nada se le puede reprochar a un tebeo tan personal e intransferible. Por su pequeño formato y color, un buen título alternativo para este tomo podría ser ‘El libro negro de Juarma’. Un libro que llevar en el bolsillo y sacar de vez en cuando para encontrar respuesta a los chistes de la vida.

Solo han hecho una tirada de 500 ejemplares. Corre a por él antes de que se agote, porque estas viñetas difícilmente aparecerán masivamente compartidas y retuiteadas en tu pantalla.