‘Versus’ es casi una canción pop”, asegura Luis Bustos en una extensa entrevista de próxima publicación en Thermozero Cómics nº6. No le falta razón. La historia de la vieja gloria del cuadrilátero Thomas King tiene ritmo de balada triste. Una de esas tonadas melancólicas que invitan a ser escuchadas de principio a fin, en la que se habla de temas eternos sin que por ello la música suene pasada de moda. Es más, en el caso de ‘Versus’, ocurre todo lo contrario: Bustos imprime  ritmo, audacia e innovación a la partitura, logrando una composición más que notable. Y contra lo que podría parecer, esta no es la reseña de un disco, sino de una novela gráfica editada por Entrecomics Cómics.

Luis Bustos lleva al cómic el cuento ‘Por un bistec’, uno de los relatos que Jack London dedicó al mundo del boxeo. (Por cierto, algunos se han fijado en que esta circunstancia no aparezca reflejada en el tebeo; tiene pinta más de descuido que de disimulo, pues Bustos no ha dejado de insistir en ello cuando le preguntan por el origen de la historia). El escritor, al que sigue el dibujante, nos presenta a Tom King, un púgil en el ocaso de su carrera, al que ofrecen un último combate frente a una joven promesa, Jesse Sandel. En esta pelea King se juega algo más que su orgullo de veterano. En horas bajas y sin otro trabajo, King es incapaz proporcionar a su mujer y sus hijos algo decente que llevarse a la boca. El choque se libra más allá de las cuerdas del cuadrilátero.

‘Versus’ adapta un clásico y se convierte, por contagio, en un clásico inmediato. La historia trata eternos como el contraste entre juventud y vejez, la fugacidad del éxito, la fragilidad del amor y la desgracia de la miseria. Empero, este tebeo es mucho más que una buena adaptación. Luis Bustos toma la palabra.

Si en ‘Endurance‘ (2008, Planeta DeAgostini; de próxima reedición en diciembre de 2014), Bustos ya se demostró como un solvente narrador, con reconocida deuda a Tezuka, en ‘Versus’ va un paso más allá y asume que sin riesgo no hay triunfo. Sobre una estructura rítmica muy precisa, su dibujo se desata conforme así lo exige la historia y toca las teclas precisas para despertar la emoción requerida en cada momento. Luis Bustos sabe jugar sus bazas y alza ‘Versus’ como un tebeo ganador.

Mención especial merece la cuidada al extremo edición de Entrecomics Cómics, que logra que el tebeo comience a transmitir emociones antes incluso de pasar la primera página.